Alubias con arroz (sin costilla). Receta de Castilla-León

Alubias con arroz
Ingredientes
  • 200 gr. de alubias pintas
  • 1,5 chorizos
  • 100 gr. de arroz
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 punta de cucharilla de pimentón picante (sólo si nos gusta con algo más de "gracia")
  • sal (al gusto), es bueno probar varias veces y corregir, porque si está soso resulta insípido.
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel

  1. Poner en remojo las judías, en agua fría, durante 12 horas.
  2. Lavarlas, colarlas y ponerlas en una olla con agua fría a fuego medio durante 10 minutos.
  3. Quitar el agua y ponerlas, de nuevo, en la cacerola.
  4. Se añade el chorizo en rodajas, la cebolla picadita, los ajos, muy finamente picados y el pimentón.
  5. Se cubre con agua fría y se añaden la hoja de laurel y la sal (al gusto).
  6. Se cuece durante 1 hora, o hasta que las alubias estén casi tiernas (dependiendo de la variedad de alubia el tiempo de cocción variará de 1 a 3 horas).
  7. Se añade el arroz, se corrige la sal y se añade más agua - fría -, si fuese necesario.
  8. Se deja cocer 12-15 minutos.
  9. Se retira del fuego y se deja reposar 5 minutos.
  10. Se sirve.

Mi  marido escribió esto después de comer las alubias "Recommended rocket fuel for any intergallician space mission!" (Combustible recomendado para cohetes para cualquier misión espacial intergallega"), porque la receta es de Castilla-León, pero la cocinera (yo) es natural de Galicia (aunque no mi abuelo, que era leonés y el que aportó esta deliciosa receta originalmente.)

Curry Ketchup

El "curry ketchup" es extremadamente popular en Alemania, sobre todo con cierto tipo de salchichas (bratwurst).

Hay muchas recetas por internet, muchas de ellas mezclan básicamente kepchut con curry (en polvo).

Aquí hay una receta con la que la salsa sale realmente rica... delicioso curry ketchup sin viajar (esta vez) a Alemania.

60 ml de agua (templada)
120 gr. de concentrado de tomate
55 gr. de azúcar
4 cucharaditas de curry (y posteriormente, corregir según gustos)
1/4 taza de agua de un bote de pepinillos en conserva.
una pizca de sal
una pizca de pimienta


Ponemos el agua en una tartera y disolvemos el azúcar. 
A continuación, añadimos el concentrado de tomate.
Y, por último añadimos el agua de los pepinillos, la sal, la pimienta y el curry, y le damos un hervor muy breve.
Dejamos reposar durante 30 minutos, al menos.

Puede ponerse dentro de un bote y dejarse en la nevera. Aguanta, normalmente, un par de semanas.

Chimichurri clásico (preparar 12 horas antes de consumir)

Ingredientes:

  • 1/2 vaso de aceite de oliva virgen
  • 1/4 vaso de agua tibia
  • 1/4 vaso de vinagre común
  • 1 pimiento morrón pequeño, picado muy finamente
  • 1 tomate mediano pelado, cortado finamente.
  • 1 cebolla mediana, picada muy finamente.
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 3 dientes de ajos picados
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 2 hojas de laurel muy picaditas
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de ají molido (si se encuentra)
  • 2 cucharaditas de sal rasas, entonces se corrige al gusto, pero le va mejor que quede algo saladito.

Se prepara y se deja macerar, al menos, 12 horas, agitando de vez en cuando el contenido.

Puede congelarse. 


Nota personal: en mi casa lo preparamos con esta receta y al final lo pasamos por la batidora (no muy finamente) de forma que queden algunos tropezoncitos de los vegetales, pero para que algunos queden más finamente cortados y la salsa mejor ligada.

Filloas (gallegas)

Cantidad: 10 unidades (aprox).


Las filloas son de muy fácil preparación. Las mejores del mundo son las que prepara mi  hermano, se puede pasar horas haciéndolas, y son suaves, sabrosas y finísimas...

Pero aquí va la receta que preparo yo, a falta del secreto familiar y que también me parece que ayuda a que salgan ricas...

Ingredientes

  • 200 gr. de harina
  • 100 dl. leche
  • 250 dl. agua
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • mantequilla para engrasar la sartén (antes de cada filloa) o aceite de girasol, si se prefiere sin el sabor a mantequilla.
Otra alternativa es sustituir los 100 dl. de leche, por agua.

    Se mezclan los huevos con la harina y se añade poco a poco la leche y el agua (no importa el orden), pero removiendo bien para que no se formen grumos, si eso sucediese, habrá que usar un colador para corregirlo. Cuando la mezcla es suave y homogénea, añadimos una pizca de sal.

    Se calienta bien la sartén y se pone un poco de mantequilla (o aceite de girasol), haciendo una película sobre toda la superficie. Se pone en la sartén la cantidad necesaria para cubrir muy finamente la superficie de la misma (normalmente, casi un cucharón de la mezcla, para una sartén grande). Es más fácil cubrir la superficie si una vez que añadamos la mezcla tomamos la sartén por el mango, la levantamos y movemos circularmente, inclinándola.

    Después de unos momentos bajamos la temperatura de la cocina y cuando la filloa se empieza a levantar un poco por los bordes y puede moverse y puede separarse bien de la sartén, le damos la vuelta.

    Eesperamos a que se pase el otro lado y retiramos a un plato.

    Repetimos la misma operación hasta que todas las filloas están listas.

    Se sirven, acompañando de azúcar (que cada uno incorporará espolvoreando sobre su filloa al gusto), y si se desea puede acompañarse de mermelada, nata montada o helado (aunque a mí me parece que todo lo que no sea un poco de azúcar puede ocultar su sabor en lugar de mejorarlo)

    Bizcocho para hacer en una jarra de porcelana en el microondas - Chocolate Mug Cake (Microwave)

      Mugcake (bizcocho) para microondas
      Este es un mini bizcocho (bueno, dos) que se prepara en 5 minutillos.

      La receta ronda por internet y puede sacar de un apuro, o satisfacer un antojillo del última hora.

      Ingredientes:

      • 45 gramos de harina
      • 1/2 cucharadita de levadura química (tipo "Royal")
      • 55 gramos de azúcar
      • 15 gramos de cacao
      • 1/4 cucharadita de azúcar avainillado (si lo tenemos)
      • 1 huevo
      • 45 mililitros de leche
      • 25 mililitros de aceite de girasol
      • 5 gotas de esencia de vainilla

      Se ponen los ingredientes "secos" en un cuenco y removemos, es decir la harina, la levadura, el azúcar y el cacao. Se añade el huevo batido y se mezcla, añadimos la leche y el aceite y también removemos y por último la esencia de vainilla.

      Ponemos la mezcla en dos jarras de porcelana.

      Ahora la única parte "peliaguda". Si este bizcocho se cuece demasiado queda gomoso y sabe mal. Lo mejor es dejarlo un pelito poco hecho. En mi microondas (a toda potencia) tengo que cocerlo durante
      2 minutos y 6 segundos. Este tiempo es orientativo y es mejor que vayáis probando con vuestro microondas.

      ¡Ah! es completamente normal que el bizcocho suba por encima del borde superior de la jarra.

      Para servir, se puede espolvorear con un poco de hacer impalpable (azúcar glass).